Navegación



Encimeras

Granito

encimera de granito

El granito es una roca ígnea con formación y textura cristalina visible. Se compone de feldespato y de otros minerales como circón, apatito, magnetita, ilmenita y esfena. El granito cristaliza a partir de magma enfriado de forma muy lenta a profundidades grandes bajo la superficie terrestre. Velocidades de enfriamiento muy lentas dan lugar a una variedad de grano grueso llamada pegmatita. La densidad del granito varía entre 2,63 y 2,75 g/cm3. Es más duro que la arenisca, la caliza y el mármol, y su extracción por lo tanto es más difícil. Es una piedra importante en la construcción; muy resistente a la acción de los agentes atmosféricos.

Poros o micro fisuras

El granito es un material natural que puede presentar poros o pequeñas imperfecciones. Estos poros e imperfecciones forman parte de la composición de la piedra. Por tanto, no necesitan cuidados adicionales ya que permanecerán de la misma forma para siempre y no influirán en el deterioro de la pieza.

Mantenimiento, uso y cuidado

Manchas de grasa:

Para eliminar manchas de grasa es suficiente con aplicar una pequeña cantidad de crema tipo CIF o cualquier limpiador de lavavajillas neutro. Lo podemos hacer con ayuda de una bayeta o aplicando directamente el limpiador sobre la mancha, frotando hasta que ésta desaparezca. A continuación habrá que aclarar con agua. Es importante no dejar las manchas de grasa sobre la encimera durante mucho tiempo ya que el granito tiende a absorber todo tipo de líquidos, en especial, grasas y aceites .

Manchas de cal o de agua (marcas de vasos, etc.):

Este tipo de manchas no suele afectar al granito. No obstante, en algunas superficies porosas pueden aparecer. En tal caso se procederá de igual forma que para eliminar las manchas de grasa, limpiándolas rápidamente y aclarando con agua después.

Manchas de silicona:

Para eliminar los restos de silicona que puedan quedar sobre la encimera, podemos aplicar un poco de disolvente (que no contenga diclorometano o bicloruro de metileno) o alcohol y raspar cuidadosamente con una cuchilla después. Seguidamente aclarar con agua.

Pérdidas de brillo:

La pérdida de brillo en la superficie de las encimeras de granito suele ser mínima y puede deberse a la absorción de grasas y aceites. Por eso es importante limpiar este tipo de manchas rápidamente. No es recomendable utilizar productos como ceras, espray o selladores con la intención de devolver a la encimera el brillo que tenía al salir de fábrica.

Precauciones

  • No colocar sobre la superficie de estos materiales objetos recién retirados del fuego.

  • No utilizar hidrofugantes o selladores para realzar el brillo.

  • No utilizar decapantes, sosa cáustica ni productos con un PH mayor de 10. Si se usa lejía o disolvente se debe aclarar con agua y nunca dejarlos en contacto con la superficie permanentemente. No utilizar productos con base de cloro.

  • La superficie del material no debe ser pulida, ni en suelos ni en encimeras.

  • No utilizar desengrasantes.

  • No se suba nunca sobre la encimera. Ni la encimera ni los muebles están diseñados para soportar su peso.

Resistencia a manchas y ataques químicos:

ProductoNotas
ÁcidoAlta resistencia.
Aceites, café, vino, bebidas refrescantes, etc.Pueden producir cambios progresivos en la  tonalidad ya que el granito, debido a su porosidad, tiende a absorber los líquidos. Limpiar rápidamente y aclarar.
DecapanteNo utilizar bajo ningún concepto.
LejíaAlta resistencia.
Productos alcalinos de limpieza. PH>12No utilizar en el mantenimiento. Cuando este producto permanece en la superficie durante más de 12 horas, la superficie pierde su brillo.
Disolvente de pinturasAlta resistencia. Aclarar rápidamente con abundante agua.
AcetonaAlta resistencia. Aclarar con abundante agua.
Subir

Materiales compactos

compacto con grifo en cobre

Los materiales compactos se caracterizan por poseer propiedades físicas y mecánicas superiores a las de los materiales de origen ya que combinan las propiedades más sobresalientes de sus componentes y hace que no influyan las propiedades menos deseables. Los productos compactos son, por lo tanto, materiales que presentan notables características técnicas y originales soluciones estéticas y cromáticas ya que, gracias a un proceso industrial de fabricación complejo y tecnológicamente avanzado, unen las virtudes de la piedra natural con las del aglutinante seleccionado, eliminando los defectos propios de la piedra natural como, por ejemplo, la escasa homogeneidad técnica y estética.

Los productos compactos están compuestos de materiales naturales en cantidad elevada (95% aprox.) y un mínimo porcentaje de aglomerante (resina de poliéster insaturada)

Gracias al proceso industrial, cada vez más rico en valores tecnológicos, los compactos garantizan características físico-mecánicas no solo constantes sino a menudo superiores a las del mismo material natural.

Mantenimiento, uso y cuidado

Manchas de grasa:

Para eliminar manchas de grasa es suficiente con aplicar una pequeña cantidad de crema tipo CIF o cualquier limpiador de lavavajillas neutro. Lo podemos hacer con ayuda de una bayeta o aplicando directamente el limpiador sobre la mancha, frotando hasta que ésta desaparezca. A continuación habrá que aclarar con agua. Es importante no dejar las manchas de grasa sobre la encimera durante mucho tiempo ya que el granito tiende a absorber todo tipo de líquidos, en especial, grasas y aceites .

fregadero de silestone

Manchas de cal o de agua (marcas de vasos, etc.):

Verter salfumán sobre la superficie de la encimera y dejar actuar durante un minuto. Aclarar con agua. Siga las recomendaciones de uso indicadas por el fabricante de salfumán. No aplicar sobre otras superficies (grifos, fregaderos, etc.) que no sean la encimera.

Pérdidas de brillo:

Para recuperar el brillo no natural se puede utilizar un espray multiusos para muebles, adecuado para el uso de encimeras.

Precauciones

  • No colocar materiales compactos en el exterior ni en lugares con lámparas de emisiones de rayos U.V.

  • No colocar sobre la superficie de estos materiales objetos recién retirados del fuego.

  • No utilizar hidrofugantes o selladores para realzar el brillo.

  • No utilizar decapantes, sosa cáustica ni productos con un PH mayor de 10. Si se usa lejía o disolvente se debe aclarar con agua y nunca dejarlos en contacto prolongado con la superficie.

  • No utilizar productos con base de cloro.

  • La superficie del material no debe ser pulida, ni en suelos ni en encimeras.

  • No utilizar desengrasantes.

  • Aislar materiales compactos de fuentes de calor directo (freidoras, etc.)

  • No se suba nunca sobre la encimera. Ni la encimera ni los muebles están diseñados para soportar su peso.

Resistencia a manchas y ataques químicos

ProductoTras 12 H.Tras 24 H.
Aceites, limón natural, tomate natural, salsa de soja, salsa de tomate frito, mostaza, sirope de chocolate, vino, café, chocolate, café instantáneo, refresco de cola, té, soluciones yodadas, after shave, líquido lentillas, pasta dentífricas, agua oxigenada, amoniaco, lejía con detergenteSin alteraciones.
Quita esmalteSin alteracionesPosible pérdida de brillo en colores muy oscuros
MercrominaLigera alteración. Se puede eliminar la mancha, frotándola con un trapo humedecido en lejía jabonosa. Aclarar seguidamente con agua

Resistencia a ataques químicos

ProductoNota
Lejía, productos alcalinos de limpieza PH02No utilizar en el mantenimiento. Cuando este producto permanece en la superficie durante más de 12 horas, la superficie puede perder brillo.
  • Ácido clorhídrico diluído al 2% o ácidos débiles hidróxidos sódicos 2 molar o alcalinos débiles
  • Tricloroetileno
  • Acetona
  • Disolventes de pinturas
Puede utilizarse para eliminar una mancha determinada. Tras frotar, eliminar el producto aclarando con agua limpia.
  • Ácido fluorhídrico
  • Ácido iodhídrico
  • Diclorometano
  • NaOH – Sosa cáustica
  • Decapante
No utilizar bajo ninguna circunstancia.
Subir

Muebles de cocina

cocina de madera

Al igual que la encimera, las puertas de los muebles  necesitan un cuidado constante para evitar su deterioro. Según el material del que estén hechas, procederemos de una forma u otra.

Las puertas de madera se pueden limpiar con un paño humedecido en agua tibia jabonosa, prestando especial cuidado en no utilizar detergentes, productos fuertes, o disolventes. Después de limpiar con el paño, hay que secar con una gamuza limpia para que la humedad no deteriore la madera, frotando siempre en el sentido de las vetas de la madera. Para mantener la madera en buen estado es recomendable aplicar ceras o aceites para madera (o-cedar) cada cierto tiempo para nutrir y reparar la misma. Antes de aplicar el producto es recomendable hacer una prueba en un lugar no visible (detrás de una puerta por ejemplo) para comprobar que dicho producto no provoca alteraciones.


En el caso de las puertas lacadas es conveniente utilizar una bayeta de celulosa humedecida en agua tibia con jabón neutro. Secar las puertas después con paños muy suaves.


Con las puertas polilaminadas ("PVC") y las estratificadas ("formica") procederemos de igual forma. Hay que limpiarlas cuidadosamente con una bayeta humedecida en agua tibia con jabón neutro. A continuación hay que secarlas muy bien con una gamuza, frotando siempre en la misma dirección, o bien de arriba a abajo, o bien de izquierda a derecha. Para su primera limpieza y con el fin de retirar el pegamento que pueda quedar adherido tras retirar el plástico protector, podemos aplicar un poco de alcohol diluido en agua. Aclarar seguidamente.

 

Como hemos dicho, es importante, en todos los casos, secar bien los muebles para evitar el deterioro que la humedad pueda causar en ellos.


Hay que prestar especial atención a los productos que usamos para limpiar nuestra cocina. No debemos usar productos que contengan agentes abrasivos, amoníaco o productos con base de silicona. Tampoco es recomendable usar vaporetas, estropajos de acero o cualquier otro material que pueda arañar la superficie de los muebles.


Para mantener las bisagras de las puertas en perfecto estado, debemos engrasarlas cada cierto tiempo, siendo especialmente necesario en los muebles del fregadero, portaplatos o en aquellos donde guardemos la sal o productos de limpieza, ya que la humedad, los vapores de los productos o la sal tienden a oxidar todo lo metálico. Podemos realizar el engrase aplicando espray directamente sobre la bisagra o mediante un paño embadurnado en aceite no alimentario.


Subir

Versión imprimible: versión en pdf